Páginas vistas en total

viernes, 9 de enero de 2015

Fracking: La primera bancarrota

Tal y como sostenía en mi libro El fracking ¡Vaya timo!el fracking ha provocado que el crudo se haya instalado en una espiral bajista que parece no tener fin. Con el mercado inundado de petróleo y los precios desplomándose, el boom de las lutitas ya se ha cobrado su primera víctima. En Estados Unidos echa el cierre, desbordada por las deudas, WBH Energy, la primera de las muchas empresas que proliferaron con la burbuja del fracking.

La compañía WBH Energy, con sede en Austin, Texas, solicitó el pasado domingo acogerse a la suspensión de pagos dentro de la protección de las leyes de bancarrota estadounidenses debido a su elevado nivel de endeudamiento, según ha anunciado el Wall Street Journal.

Según explica la compañía, su situación financiera se ha vuelto irreversible después de que uno de sus acreedores se haya negado a prestarles más dinero y se hayan visto obligados a pedir la liquidación. El agujero en sus cuentas oscila entre los 10 y los 50 millones de dólares, de acuerdo con los datos facilitados por la empresa.

Se trata de la primera empresa del sector que muere de éxito, pero no va a ser  la última. Y es que al calor del boom del petróleo (tight oil) y del gas (shale gas) obtenido de las lutitas, muchas pequeñas compañías se han lanzado a invertir en el fracking a base de endeudarse hasta las cejas. De acuerdo con los datos del diario estadounidense, el endeudamiento en el sector ha repuntado un 55% de media con respecto a los niveles de hace cuatro años. En términos absolutos, esto supone unos 200.000 millones de dólares, añadidos a los 128.000 millones de dólares de deuda combinada que acumulaban las compañías estadounidenses centradas en la producción de crudo y gas en 2010, según los datos de S&P Capital IQ.

Mientras, los precios del crudo no han parado de bajar en los últimos meses. En el caso del barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, se mueve por debajo de la barrera de los 50 dólares, una cota que de la que no bajaba desde hace cinco años. Desde el pasado mes de junio, se ha abaratado el 55%.

La oferta del crudo sigue siendo superior a la demanda mundial, que según las previsiones de los expertos no tiene visos de aumentar en el corto plazo. Y, mientras los países productores debaten sobre si bajan o no el volumen de oro negro que extraen y comercializan, los precios de la materia prima permanecen en un nivel mínimo que hace que para multitud de pequeñas empresas estadounidenses el negocio sea insostenible. Es más, la necesidad de tener que cumplir con sus pagos a los acreedores impide a estos productores estadounidenses recortar la producción, algo que contribuiría a atajar el problema al hacer que subieran los precios.