lunes, 31 de julio de 2017

Frutas tan sanas como exóticas (2)

Hoy os dejo otra decena de frutas exóticas que complementan la entrada anterior
Frutos "milagrosos" de Synsepalum dulcificum
Synsepalum dulcificum (Sapotáceas) un arbusto originario de África occidental, es conocido como el frutal milagroso porque su fruto, una baya, es capaz de dulcificar los sabores agrios como los de limones, pomelos y limas. Aunque las bayas tienen un contenido muy bajo en azúcares, el efecto edulcorante se debe a la miraculina, una glicoproteína cuya molécula se une a las papilas gustativas de la lengua y las “engaña” activando los receptores nerviosos que detectan los sabores dulces. Este efecto dura hasta que la proteína es arrastrada por la saliva (unos 30 minutos). Pero ojo, aunque la miraculina cambia la percepción del gusto, no cambia la química del alimento, por lo que el estómago y la boca siguen siendo vulnerables a la alta acidez de algunos de ellosque pueden causar irritación si se ingieren en grandes cantidades.
Frutos de la palmera Mauritia flexuosa
Mauritia flexuosa (Arecaceae), palma de moriche o simplemente moriche​, aguaje o burití. Es una esbelta palmera que llega a alcanzar los 35 m. Los frutos (5-7 cm de largo y 5 de diámetro), de color rojo oscuro, encierran una pulpa carnosa anaranjada y de sabor amargo. El fruto contiene hasta 40 veces más provitamina A si la comparamos con la zanahoria, de 25 a 31 veces más vitamina E si la comparamos con el aguacate, e iguala a la naranja y al limón en vitamina C. Pero lo mejor del fruto es su riqueza en fitoestrógenos, vitaminas y minerales. Por la presencia de sitosterol pueden ser precursores de hormonas femeninas del tipo progestágenos, razón por la que muchos le atribuyen la belleza y exuberancia de las mujeres de la selva peruana, quienes la consumen con regularidad.. Debido a esto, algunas empresas comercializan cápsulas de aguaje con imaginativas frases de “para aumentar el tamaño de los senos, perder la vellosidad de la piel y aumentar la belleza femenina”. Sin embargo, tales afirmaciones no están respaldadas por estudios científicos.

Flores y frutos de maracuyá, Passiflora edulis flavicarpa
En la familia Passifloráceas se incluye la maracuyá o chinola (Passiflora edulis), una planta trepadora del mismo género al que pertenece la tan conocida como extraña flor de la pasión. La fruta es una baya oval o redonda (4-10 cm de diámetro), fibrosa y jugosa, recubierta de una cáscara gruesa, cérea e incomestible. La pulpa contiene numerosas semillas pequeñas. La variedad que más se comercializa en los países de origen es de pulpa amarilla (P. edulis f. flavicarpa) pero, por su superior atractivo visual, suele exportarse la P. edulis f. edulis, de color rojo, naranja intenso o púrpura. Aparte de que el fruto es muy rico en vitaminas tanto ingerido directamente como en zumo, las flores y la infusión de hojas tienen un efecto relajante, que puede utilizarse como sedante ligero o como calmante para dolores musculares o cefaleas. En dosis normales —una taza o dos de infusión al día— ayuda a conciliar el sueño y puede tener además efectos antiespasmódicos; está recomendada también en caso de espasmos bronquiales o intestinales de origen nervioso, así como para los dolores menstruales. En Colombia, que están a la que salta, le atribuyen a la pulpa propiedades afrodisíacas.

Lichis, Litchi chinensis
El lichi (Litchi chinensis) es un árbol de la familia Sapindáceas originario del sur de China, Indonesia y Filipinas. Tanto exteriormente como en su pulposo interior, el fruto del lichi se asemeja mucho al del rambután que vimos en la entrada anterior, si bien este último posee en el exterior de la corteza unos pelos verdes de los que carece el lichi. Se trata de un caso de convergencia evolutiva destinado a hacer los frutos llamativos a los animales diseminadores que, en ambos casos, son atraídos por el vivo color rojo de la corteza y por el interior pulposo que envuelve a las semillas. La fruta (que en realidad es una falsa fruta, compuesta por una cobertura carnosa llamada arilo), es una drupa (3-4 cm x  3 de diámetro). La parte exterior (epicarpo) es de color rojo se desprende fácilmente. El mesocarpo (interior) está formado por gajos de pulpa blancos, dulces y translúcidos, ricos en vitamina C. En el centro se encuentra la semilla rodeada por un endocarpo duro. El lichi se cultiva en China desde hace 2000 años. Es una fruta muy sabrosa y rica en vitaminas, pero contienen unos raros aminoácidos que interrumpen la gluconeogénesis y la β-oxidación de los ácidos grasos. Hacer un uso normal de ella no plantea ningún problema, pero el abuso en la dieta, como se hace en países económicamente deprimidos, conduce a patologías que pueden llegar ser letales.



Monstera deliciosa, llamada costilla de Adán por la forma de sus hojas (A), es una especie trepadora de la famila Araceae endémica de selvas tropicales americanas. En países extratropicales como España se cultiva en macetas como planta de interior. Las flores (B), poco vistosas y diminutas, van agrupadas en inflorescencias cilíndricas rodeados de una hoja blanca (espata). El fruto (C, D), que técnicamente es una infrutescencia porque proviene de la unión de muchas flores minúsculas, tiene unos 30 cm de largo por 3-5 cm de diámetro, tiene forma de mazorca de maíz con toda la superficie cubierta de escamas hexagonales, cada una de las cuales corresponde a una flor. Cuando está verde (C), contiene tanto ácido oxálico que es tóxico, causando inmediato dolor, ampollas, irritación, picazón y pérdida de la voz. Tras un año de maduración es seguro ingerirlo.  El punto de consumo se alcanza dejando madurar el fruto y cortándolo cuando las primeras escamas comienzan a resaltar y a exudar un olor acre (D). En ese momento se envuelve en una bolsa de papel. Las pepitas después se deshacen solas, y muestran su pulpa comestible, que se corta del resto del fruto y se consume. Tiene el mismo delicioso sabor de la piña (Ananas comosus).

El pepino dulce o pepino melón, Solanum muricatum, es una especie perteneciente a la familia de las Solanáceas. Se le llama pepino porque el aspecto de su fruto le asemeja a los pepinos (Cucumis sativus), pero hay acaba el parecido, porque los pepinos, como las calabazas y los melones, pertenecen a la familia de las Cucurbitáceas. El pepino dulce, que se consume mucho en Suramérica y cada vez aparece con mayor frecuencia en otros mercados de todo el mundo, es un arbusto perenne originario 
Pepino melón, Solanum muricatum
de la región andina de Sudamérica, donde es cultivado hace miles de años por su fruta dulce. Aunque existen diversas variedades, la baya generalmente es ovalada (10-15 cm), de color amarillo dorado con vetas púrpuras cuando está madura. Es muy refrescante por su alto contenido de agua (92%), y su sabor y textura recuerdan mucho al del melón (Cucumis melo). Además es muy rico en vitamina C. Su consumo se realiza generalmente en forma directa como fruta fresca, pero también puede ser en ensaladas en algunas ocasiones, en zumos o postres más elaborados.


Hala de Hawái, Pandanus tectorius
La hala de Hawái es el fruto (otra vez una infrutescencia) procedente de Pandanus tectorius, una especie que se extiende desde Queensland, Australia, por Indonesia y al este en las diferentes islas tropicales del océano Pacífico, incluyendo Hawái. Es un pequeño árbol que crece hasta unos nueve metros de alto y se sostiene mediante raíces aéreas que lo anclan firmemente al terreno. Es una planta dioica, con las flores masculinas bien diferenciadas de las femeninas. Las masculinas son pequeñas, muy fragantes y forman grupos o racimos que duran tan sólo un día. Las femeninas tienen un aspecto parecido al de una piña. Las infrutescencias tienen aproximadamente veinte cm de diámetro y los pedazos separados están apiñados, con una cáscara fibrosa externa. Puede tener una o varias semillas y se propagan fácilmente gracias a que son transportadas por las corrientes oceánicas y se mantienen viable durante meses. La fruta resulta saludable y puede ser comida cruda o cocinada. Es una fuente importante de alimento en Micronesia, especialmente en los atolones. La naturaleza fibrosa de la fruta también sirve como seda dental natural. Las hojas del árbol se utilizan a menudo para condimentar los platos dulces, por ejemplo el kaya, y también se dicen que posee características medicinales. En la antigüedad, las hojas fueron utilizadas para hacer tejados de paja de las casas y las faldas de hojas de las mujeres.

Ackee, Blighia sapida
La fruta nacional de Jamaica es el ackee o seso vegetal, Blighia sapida, un árbol de la familia Sapindaceae nativo de regiones tropicales del oeste de África que luego se ha cultivado por todo el Nuevo Mundo. El fruto está recubierto por un arilo  a modo de concha de color rosa anaranjado. El fruto comestible es de un amarillo pálido, que se vuelve más intenso cuando se expone al calor, y en sus puntas exhibe unas semillas grandes y  redondas, de un negro brillante. Cuando no está completamente madura, la fruta es altamente tóxica, lo que se debe a un gas venenoso llamado hipoglicina, que se disipa de forma natural cuando la fruta madura y se abre en valvas. Sin embargo, su sabor es tan único y especial que allá donde se cultiva la gente la prepara para disfrutar de una fruta muy exquisita. Además, el ackee tiene grandes propiedades medicinales: es utilizado como antiparasitario, para combatir la disentería, la conjuntivitis oftálmica y dolores de cabeza. La fruta también contiene proteínas, calcio, hierro, vitaminas A, B y C, y otros nutrientes. Por su altísimo valor nutricional el ackee el protagonista de los desayunos jamaicanos. De hecho, es el plato típico de Jamaica y es consumido tradicionalmente en el desayuno, hervido en dados, y luego sofrito con cebolla, tomates, chiles picantes y especias, acompañado con bacalao salado.


Guayaba-manzana, Psidium guajaba
En la entrada anterior hablamos de la guayaba del país (Acca sellowiana), incluida en la familia Myrtáceas. En la misma familia se incluyen las guayabas del género Psidium,  que incluye unas cien especies de árboles tropicales nativos del Caribe y América. Sus frutos, unas bayas, presentan una corteza delgada y delicada, color verde pálido a amarillo en la etapa madura en algunas especies, rosa a rojo en otras, pulpa blanca cremosa o anaranjada con muchas semillitas duras y un aroma fuerte, característico e inconfundible. Son  ricas en vitaminas C, A y B, y disminuye los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL), que son la forma de transporte del colesterol en la sangre.  Son también excelentes antioxidantes. 

El género Ananas (Bromeliáceas), comprende nueve especies, de las cuales la más conocida y aprovechada es la piña, Ananas comosus. El término "piña" se adoptó por su semejanza con el cono de una conífera; la palabra ananá es de origen guaraní, que significa «perfume de los perfumes». Son plantas herbáceas, de origen americano y hábitat tropical. Se difundieron a partir del siglo XV con los navegantes, que las introdujeron en Hawái, Filipinas y África. Hoy A. comosus es uno de los cultivos tropicales más importantes del mundo, puesto que representa el 20% de la producción mundial de frutos tropicales. 


Planta de Ananas comosus

Las especies de Ananas carecen de tallo bien definido y poseen hojas rígidas que crecen formando grandes rosetas basales en forma de corona. Las flores nacen de un tallo brotado del corazón de la roseta, formando una inflorescencia compacta en forma de espiga. Cada flor tiene un solo sépalo. Los sépalos se vuelven carnosos y jugosos y se desarrollan hasta formar la infrutescencia coronada por una roseta de brácteas. El fruto para su consumo puede ser fresco o en conserva. La piña, además de contener vitaminas y minerales, es un excelente digestivo gracias a la bromelina, que ayuda a metabolizar los alimentos. Es también diurética, ligeramente antiséptica, desintoxicante, antiácida y vermífuga. Se ha estudiado su uso como auxiliar en el tratamiento de la artritis reumatoide, la ciática, y el control de la obesidad. © Manuel Peinado Lorca. @mpeinadolorca.

sábado, 29 de julio de 2017

Frutas tan sanas como exóticas, 1

Nephelium lappaceum

Las frutas son unos de los alimentos más sanos, que se pueden (y deben) agregar a la dieta diaria. Pero muchas de esas frutas necesitan condiciones especiales para prosperar, por lo que en Europa son prácticamente desconocidas. Empecemos las vacaciones de verano con una decena de estas frutas tan sanas como exóticas  que se cultivan en zonas tropicales sin heladas ni estaciones, y que resultan tan exquisitas, como beneficiosas. Mañana más.

El rambután (Nephelium lappaceum), conocido en Suramérica como lichas o mamón chino, es un árbol de la familia Sapindaceae originario de Malasia, pero cuyo cultivo se ha extendido a otras zonas tropicales. Esta exótica fruta de forma ovalada tiene “pelos” rosados ​​en la cáscara (en malayo “rambut” significa pelo) y en su interior, la pulpa es blanca y sabrosa, similar a las uvas. Es rica en carbohidratos, proteínas y cobre y se emplea como energético y antibiótico.

Mangostán, Garcinia mangostana.
El mangostino, mangostán o jobo de la India (Garcinia mangostana), de la familia Clusiaceae, es un árbol tropical perenne, originario de Indonesia. El fruto comestible presenta una corteza de profundo color púrpura rojizo cuando madura. Dentro, tiene de cuatro a diez gajos de color blanco como la nieve, blandos y carnosos de forma triangular parecidos a los gajos de las naranjas, con un sabor a cítrico entre dulce y agrio y textura de melocotón. Cada segmento puede contener de una a cuatro semillas blancas, que aunque son comestibles amargan. Contiene algunos de los antioxidantes más potentes, compuestos anti-inflamatorios, antivirales, antibacterianos y antifúngicos de la naturaleza.

Durián, Durio Zybethinus 
El durio, durión o durián (Durio zibethinus) es un árbol de la misma familia que las malvas (Malvaceae) que produce una fruta es muy conocida en los países del sur de Asia, aunque sea nativa de Indonesia y Malasia. La fruta, que puede pesar hasta tres kilos tiene una cáscara verde y espinosa, con una pulpa interna de color amarillento, que resulta delicada y cremosa. Se prepara con ella un refresco sin grasas, colesterol o azúcares complejos y también se usa para hacer helados, dulces y batidos. La pulpa, aunque deliciosa, es fétida y, debido a su fuerte y nauseabundo olor, en Singapur, Tailandia, China y Japón está prohibido comerla en público. El olor obedece a que el durián crece en el interior de los bosques sombríos; su fuerte olor ayuda a que los animales que diseminan sus semillas, entre ellos los orangutanes, lo localicen por el olfato.

Una de las especies de jabuticaba, Myrciaria cauliflora

Las cuatro especies de jabuticabas pertenecen a un género (Myrciaria) que forma parte de la misma familia (Myrtaceae) que los mirtos. La fruta de jabuticaba, de un color violeta intenso, crece directamente sobre las cortezas de troncos y ramas. Cuando está en plena temporada, el árbol parece estar cubierto de gránulos púrpuras. Aunque comienzan a cultivarse en otras zonas cálidas del mundo, como California, son originarios de la cuenca del Amazonas y del Paraná, en donde se consumen como uvas frescas o se utilizan en tartas o licores. La piel es gruesa pero dentro hay una pulpa carnosa dulce rosada o blanca. Embebida en la pulpa hay varias semillas grandes.  Esta fruta tan especial, baja en carbohidratos y calorías, y que contiene proteínas, calcio, fósforo, hierro, vitamina B y C, es estimulante, abre las vías respiratorias y es particularmente buena para el asma; además es astringente, lo que la convierte en un excelente remedio para la diarrea. Es antiinflamatoria y contiene antioxidantes, y por eso la llaman fruta antienvejecimiento. Alivia dolores de las articulaciones y hasta podría evitar enfermedades de la piel y la pérdida del cabello.
Guayaba, Acca sellowiana

En la familia Myrtaceae se incluye también la guayaba del país (Acca sellowiana). Esta exquisita fruta es originaria de las tierras altas del sur de Brasil (donde se conoce como feijoa), de Uruguay, del este de Paraguay, norte de Argentina y Colombia. Su fruto tiene una cáscara verde y una pulpa amarillenta de textura arenosa, con profusión de pequeñas semillas. Se emplea en dermatología y se considera un excelente digestivo natural.
Lansium domesticum, el langsat o lanzón 
Lansium domesticum, el langsat o lanzón, es una especie de árbol frutal perteneciente a la familia Meliaceae.  Originario de Malasia, se cultiva en toda la región del sureste asiático, desde el sur de India a las Filipinas. Los frutos son ovoides, redondeados con unos cinco centímetros de diámetro, normalmente dispuestos en racimos de veinte a treinta frutos. Cada uno de los frutos está cubierto por una piel gruesa, correosa de color amarillo pálido. Debajo de la piel, el fruto se encuentra dividido en cinco o seis gajos translúcidos, de pulpa jugosa, con sabor levemente ácido, aunque cuando maduran son más dulces. El jugo que se obtiene de su pulpa es dulce, contiene sucrosa, sacarosa, fructosa y glucosa.

Physalis minima
Physalis es el género de una familia de plantas, las Solanáceas, nativas de Suramérica, cuyo fruto tiene cierta relación con el tomate, aunque es de tamaño más pequeño. Además de ser muy sabroso, tiene muchas propiedades gracias a su alto contenido de vitamina C, B y hierro. Los incas la empleaban en medicina tradicional y en la actualidad se la considera un excelente antioxidante y una buena ayuda para el sistema inmunológico. 

Pepino de cuernos, Cucumis metuliferus
El pepino de cuernos (Cucumis metuliferus), un pariente de calabazas, melones y pepinos (familia Cucurbitáceas), es una de las frutas más antiguas del mundo, puesto que su cultivo empezó en África hace al menos tres mil años. Tiene una cáscara externa amarillenta (muy rica en vitamina C) con espinas como cuernos  y su interior es una pulpa gelatinosa verde, con muchas semillas. Su sabor es similar a una mezcla de pepino y limón. El zumo es un excelente remedio para la acidez, las quemaduras y los eczemas. Se emplea tradicionalmente para prevenir y tratar problemas renales y para regular la presión arterial.

Cacao blanco, Theobroma grandiflorum
Cupuacu o cacao blanco, otro árbol de la misma familia que las malvas (Malvaceae), de nombre científico Theobroma grandiflorum y pariente del cacao (Theobroma cacao), crece principalmente en la selva amazónica brasileña y en algunas partes del Perú. Puede pesar dos kilos y tiene una cáscara dura, con una pulpa suave, fragante y jugosa. Es fuente de vitaminas B1, B2 y B3, un potente antioxidante y su consumo refuerza el sistema inmunitario y protege de padecer afecciones cardíacas.

Chirimoya, Annona cherimola
Mark Twain decía que la chirimoya (Annona cherimola, familia Annomaceae) era "la fruta más deliciosa conocida por los hombres". Aunque su sabor se compara a menudo como intermedio entre un plátano y una piña, tienen un sabor característico y exquisito. Las semillas, hojas y otras partes de la chirimoya contienen alcaloides venenosos que se han usado como insecticidas y se usan en comunidades rurales para matar a los piojos. Aunque son nativas de los Andes, las chirimoyas también prosperan en climas mediterráneos, y se han introducido en España, Italia y California, entre otros sitios. Como la mayoría de las frutas (salvo el coco o el aguacate), es un alimento ideal en dietas de adelgazamiento, gracias sobre todo a su bajo contenido en grasas. Es muy rica en agua e hidratos de carbono, y destaca principalmente porque aporta una gran variedad de minerales y vitaminas del grupo B.


Panapén, Artocarpus heterophyllus
El árbol de jaca, jack, yaca, nangka o panapén (Artocarpus heterophyllus) es una especie perteneciente a la familia de las Moráceas. Originaria de Indonesia, donde se halla mayor diversidad genética entre sus miles de islas, también se distribuye al sur y sudeste de Asia. Este árbol produce la fruta nacional de Bangladés, así como de Indonesia. Se sabe que en India se cultivaba hace 6.000 años. Posee grandes similitudes con Artocarpus altilis (árbol del pan), originario de Indonesia y de Melanesia.  Su fruta, la más grande del mundo puesto que llega a pesar más de treinta kilos, presenta un interior de color amarillo, parecido al mango. Su jugo es ligeramente ácido y profundamente dulce, con un sabor que recuerda la mezcla de mango con naranja. Una manera popular de preparar esta fruta es freirla en virutas crujientes. En medicina popular se utilizan el fruto, las hojas, la raíz y el látex como antiasmáticos, antihelmíntico y antidiarreicos, y para el tratamiento de conjuntivitis, diabetes, otitis, eliminación de verrugas, e hipertensión arterial. ©Manuel Peinado Lorca. @mpeinadolorca.