Páginas vistas en total

sábado, 3 de marzo de 2018

Las plantas terrestres son más antiguas de lo que pensábamos

Se piensa que la aparición de las primeras plantas terrestres tuvo lugar en ambientes similares a este, una turbera colonizadora de un campo de lava en Islandia. A la derecha aparece Sylvia Pressel, coautora del artículo de PNAS. Foto: Paul Kenrick, Universidad de Bristol.

Un artículo publicado el pasado 20 de febrero en la revista PNAS, órgano de difusión de la Academia de Ciencias de Estados Unidos, ha revelado un dato muy interesante: Las plantas han estado en la tierra durante 500 millones de años, 80 millones de años más de lo que pensábamos
La conquista de la tierra firme por las plantas fue uno de los acontecimientos más importantes en la historia de la vida en la Tierra y sirvió para allanar el camino para los animales. Sin embargo, los datos disponibles hasta ahora hacían que los científicos se mostraran inseguros sobre cuándo se produjo ese proceso evolutivamente tan significativo. El nuevo estudio afirma tener la respuesta, y proporciona una edad mucho más temprana que la mayoría de las estimaciones anteriores.
Las plantas terrestres fosilizadas más antiguas que conocíamos datan de hace 427 millones de años. Esas plantas eran todas ellas leñosas, porque la posesión de madera es un atributo que ayuda al proceso de fosilización. Sin embargo, dado que las primeras colonizadoras no eran árboles gigantes provistos de troncos duros sino estirpes de pequeño tamaño relacionadas con las algas más evolucionadas y, por tanto, carentes de leño, es razonable pensar que las primeras plantas terrestres no se fosilizaron bien. Aunque se disponía de algunas plantas fósiles no lignificadas que podrían ser mucho más antiguas, el problema era datar con precisión su edad.
La alternativa al análisis clásico de los fósiles es usar "relojes moleculares", que usan diferencias en el ADN para mostrar cuánto tiempo ha pasado desde que se separaron las diferentes especies vivas. Se cree que un solo ancestro común colonizó la tierra, y las especies que vemos hoy se separaron relativamente poco después. Sin embargo, los relojes moleculares requieren una comprensión del árbol genealógico sobre el que se realiza el trabajo, y eso es algo sobre lo que existen discrepancias.

Figura. Hay cuatro categorías principales de plantas terrestres y siete teorías sobre el orden con el que se separaron, lo que dificulta datar el momento exacto. Las siete hipótesis se muestran en la figura. Moss: musgos; liverworts: hepaticas; hornworts: anthoceros. 
Los genetistas botánicos no han estado de acuerdo sobre las relaciones entre las cuatro categorías principales de las plantas terrestres (Hepaticophyta, Briophyta, Anthocerotophyta y Tracheophyta) y cuál de ellas se separó primero del tronco común. Hay siete hipótesis alternativas acerca de cómo se relacionan entre sí las cuatro (véase la Figura). En lugar de encelarse en la resolución de cuál de estas teorías es la correcta, los investigadores construyeron escalas de tiempo basadas en cada una de ellas, utilizando los registros fósiles considerados como calibradores temporales fiables. Descubrieron que cualquiera que sea el modelo que se use, la separación más antigua entre las plantas terrestres se produjo entre 515 y 469 millones de años atrás, es decir, entre 40-90 millones de años antes de las estimaciones basadas en fósiles.
Eso quiere decir que el antepasado de las plantas terrestres vivió en el período Cámbrico Medio, hace entre 509 y 497 millones de años, mientras que las primeras plantas vasculares (Tracheophyta) aparecieron en el tránsito entre el Ordovícico tardío y el Silúrico. Los resultados de este estudio también explicarían la existencia de huellas aparentemente dejadas por animales hace 450 millones de años, que resultaban difíciles de explicar dado que eran más antiguas que las primeras plantas conocidas hasta hoy. ©Manuel Peinado Lorca. @mpeinadolorca.