Páginas vistas en total

jueves, 23 de enero de 2020

Incendios australianos: los árboles de los dinosaurios se salvan del fuego

Piña femenina de Wollemia nobilis. Foto

Los bomberos australianos han salvado de los incendios forestales que han devastado Nueva Gales del Sur al único paraje natural conocido de pinos Wollemi, los llamados "árboles de los dinosaurios" que según los registros fósiles existieron hace 200 millones de años.
El pino Wollemi (Wollemia nobilis), que pertenece a una familia de conífera, las Araucariáceas, que existe desde hace 200 millones de años, es un verdadero fósil viviente y una de las especies de árboles más antiguas y raras del mundo. Se conocía de los registros fósiles y se suponía extinto hasta que fue descubierto en 1994 por un agente forestal que patrullaba por el Parque Nacional Wollemi, relativamente cercano a Sidney, la ciudad más grande de Australia.
El pino Wollemi es una conífera majestuosa que puede alcanzar hasta cuarenta metros de altura sostenido por un tronco con un diámetro de más de un metro. Tiene un raro follaje pendular con hojas jóvenes de extremos de color verde manzana claro en primavera y principios de verano, que contrastan con el color verde oscuro de las hojas más viejas.
El follaje de W. nobilis recuerda al de algunas palmeras. Foto.
Fósiles parecidos al pino Wollemi y posiblemente relacionados con él se encuentran dispersos en Australia, Nueva Zelanda y la Antártida, pero Wollemia nobilis es el único miembro vivo del género. Sus parientes vivos más cercanos son el pino de la isla Norfolk (Araucaria heterophylla), el australiano pino Bunya (Araucaria bidwillii), el pino aro australiano (Araucaria cunninghamii), el pino mono de la Tierra de Fuego (Araucaria araucana) y el neozelandés pino Kauri (Agathis australis).
El pino lleva el nombre del Parque Nacional Wollemi, un bosque de las Blue Mountains a solo 200 kilómetros al oeste de Sydney, declaradas Patrimonio de la Humanidad, donde fueron descubiertos por primera vez. Wollemi es una palabra aborigen que significa "mira a tu alrededor, mantén los ojos abiertos y ten cuidado". El nombre científico Wollemia nobilis alude a las majestuosas cualidades del pino (nobilis), al tiempo que honra a David Noble, el agente forestal que descubrió los primeros árboles en 1994.
Conos masculinos. Foto
Noble descubrió un pequeño bosque de arbolillos jóvenes y árboles maduros en el Parque Nacional. Desde entonces, se han descubierto otros dos pequeños bosques. En esas tres localidades hay solamente unos cientos de árboles. Es muy difícil contarlos ya que la mayoría de los árboles tienen múltiples tallos y pueden estar conectados por un sistema de raíces. Pruebas genéticas han revelado que todos los individuos son genéticamente idénticos, sugiriendo que la especie ha pasado por un cuello de botella genético durante el cual la población llegó a ser tan reducida (posiblemente uno o dos individuos) que toda la variabilidad genética se perdió.
Los bosquetes de pinos Wollemi crecen sobre areniscas en los ambientes umbríos de un profundo desfiladero de bosque reliquial rodeado de montañas escarpadas y bosques vírgenes. La situación exacta de los pinos es un secreto muy bien guardado debido a la naturaleza frágil de un hábitat virgen y salvaje, que actualmente se ha visto amenazado por el ataque de un hongo patógeno, Phytophthora cinnamomi, al que los técnicos suponen introducido por recientes visistas humanas. 
Como puede verse en este vídeo, los recientes incendios forestales han dejado al descubierto el bosque en galería que ocupan los pinos wollemi, que han quedado rodeados de bosques calcinados por el fuego. El bosque de wollemis se ha salvado gracias a una actuación especial elaborada por los bomberos forestales australianos. © Manuel Peinado Lorca. @mpeinadolorca.