Páginas vistas en total

martes, 19 de marzo de 2019

Ochenta años de La diligencia


El 3 de marzo de 1939, tres días después de la dimisión de Manuel Azaña como presidente de la II República, mientras que el coronel Segismundo Casado ultimaba su golpe de Estado, en Estados Unidos Walter Wanger Productions estrenaba Stagecoach, que en octubre de 1944 sería proyectada en España con el título de La diligencia.
Han transcurrido ochenta años desde el estreno de la película de John Ford, una de las obras cumbres del western, pero La diligencia no muere nunca: seguirá atravesando los desiertos e inhóspitos parajes de Monumental Valley toda la eternidad. Para el público norteamericano, cuya historia carece de cantares de gesta, épica medieval, sagas reales o guerras religiosas, los westerns equivalen a las fábulas mitológicas que en otras culturas cuentan el nacimiento de un pueblo, de una saga o de una nación y su asentamiento en un lugar de la tierra: Hollywood iba a sublimar todas aquellas gestas en un género cinematográfico sin parangón.
Sigue leyendo ...