Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2017

En el cumpleaños de Darwin

Angraecum sesquipedale. Foto Wilferd Duckitt.

El pasado 12 de enero fue el 208 aniversario del nacimiento de Charles Darwin. En su honor, os presento a Angraecum sesquipedale -la orquídea de Darwin. Como se puede ver, el nectario en forma de esbelto espolón de esta flor endémica de Madagascar alcanza unas longitudes impresionantes, de entre 27 y 43 cm.
Cuando vio esa orquídea, que le había enviado el horticultor James Bateman, Darwin planteó la hipótesis de que debía haber una mariposa nocturna con una probóscide o espiritrompa lo suficientemente larga como para llegar al néctar depositado en el fondo del nectario, polinizando la planta en el proceso. Lo dejó escrito en su obra de 1862 La fecundación de las orquídeas, pero desgraciadamente la mariposa fue descubierta dos décadas después de la muerte de Darwin. 
Ejemplar del Museo de Historia Natural de Londres.
En 1903, durante una expedición científica a la entonces colonia francesa, fue encontrado el esfíngido al que su descubridor puso el nombre de Xanthopan morganii praedicta. El nombre praedicta de la subespecie se refiere a la predicción de Darwin.
Como le ocurrió con las plantas carnívoras, esta fue una de las muchas plantas que fascinaron a uno de los científicos más grandes del mundo.